¿Están preparados los bancos centrales para acoger las criptomonedas?

  • 920
  • 0
El Banco de Reserva Federal de San Luis (uno de los doce bancos de reserva regional que componen el Banco Central de los Estados Unidos) ha llevado a cabo un estudio que podría responder a las principales preguntas que se plantean sobre las criptomonedas. Los investigadores han estudiado la estructura de control de las distintas divisas y han investigado si los bancos centrales estarían dispuestos a adoptar las criptomonedas como medio de pago.

Clasificación del dinero para los bancos centrales



Con el fin de asignar las criptomonedas a una de las siguientes categorías monetarias, los investigadores llegaron a la conclusión de que las criptomonedas realmente suponían un desafío para una clasificación «tradicional»

El banco utiliza un determinado número de parámetros para clasificar el dinero:


  1. la moneda, ¿está representada físicamente o virtualmente?;
  2. las transacciones, ¿se tramitan con pagos centralizados o descentralizados?;
  3. la producción de la moneda, ¿es competitiva o está monopolizada?


Estos parámetros facilitan la distinción entre materias primas (p. ej., el oro), las monedas físicas (p. ej., el euro), etc... Sin embargo, las criptomonedas se han revelado como muy difíciles de analizar de la manera tradicional.

estructura de control banco centrale
Los investigadores subrayaron que el oro ha descentralizado el procesamiento de las transacciones, un proceso de creación competitivo en el que todo el mundo puede explotarlo y que incluye un abastecimiento finito, características compartidas con las criptomonedas. No obstante, como materia prima, el oro tiene también un valor intrínseco, al contrario que la moneda fiduciaria que representa el valor de una materia prima. El oro no es una forma de baja liquidez, aunque no necesita una contabilidad sustancial o una prueba de propiedad.

Al igual que con la moneda fiduciaria, basta con estar en posesión de oro en el momento de la transacción para demostrar su propiedad. En este sentido, el efectivo en la mayoría de los casos está totalmente descentralizado, sin vigilancia ni contabilidad, para poder gastarlo. Su creación, no obstante, está centralizada y monopolizada. El dinero electrónico está igualmente monopolizado con una oferta infinita.

Los depósitos bancarios comerciales y la moneda electrónica del banco central se consideran dinero virtual, ya que no tienen representación física, únicamente existen como documentos. Por otra parte, las formas físicas de dinero, como el oro o la plata, ni siquiera necesitan un máximo para funcionar en el mercado.

¿En qué categoría se encuentran las criptomonedas?



La respuesta es: en ninguna de las categorías «conocidas» o «tradicionales». Las criptomonedas utilizan características específicas de las tres categorías e incluyen características nuevas a fin de ser únicas.

El Bitcoin es la primera moneda virtual para la que los derechos de propiedad en las distintas unidades monetarias se gestionan en una red descentralizada. No existe autoridad central, no hay patrón, ni gestión, y sin embargo, funciona.

La blockchaindel Bitcoin es el sistema contable descentralizado y los llamados mineros son los contables... La gestión descentralizada de la propiedad de los activos digitales es una innovación fundamental. Tiene el potencial de perturbar la infraestructura de pagos actual y el sistema financiero. En general, eso podría afectar a todas las empresas y todos los organismos gubernamentales que participan en la llevanza de documentos.

La particularidad de las criptomonedas es que combinan las ventajas transaccionales de la moneda virtual con la independencia sistémica del procesamiento de las transacciones descentralizadas. Además, como ocurre con el oro, la creación de nuevas unidades de criptomonedas es competitiva. Cualquiera puede participar en la creación de nuevas unidades de criptomonedas descargando el programa de minería (si la criptomoneda en cuestión puede ser «minada») y contribuir, de esta forma, al sistema.

En la práctica, la explotación minera de criptomonedas se ha hecho más compleja a causa de una competencia feroz y de «profesionales de la minería» que disponen de un material altamente especializado y de acceso a electricidad barata.

Ejemplo de moneda electrónica del banco central



Los investigadores dieron gran importancia a un punto por lo general olvidado: «toda forma de dinero tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Es por ello que coexisten muchas formas de dinero».

El dinero no está sometido a autorizaciones y es anónimo, no hay cuentas ni registros. No existe ni un solo punto de ataque (por ejemplo, un servidor de procesamiento de pagos) que pueda perturbar el sistema de pagos en efectivo, lo que lo convierte en un sistema robusto y descentralizado en lo que respecta a los pagos. Con el dinero, tampoco hay relación crediticia o de riesgo. Las transacciones son definitivas y se realizan en persona, lo que permite que las personas negocien, incluso si no se inspiran confianza. Desde luego, esto no es viable para el comercio a distancia, como las compras en línea, lo que es una desventaja que subsana el dinero virtual que hace posible acceder a nuevas oportunidades comerciales en nuevos y lejanos mercados.

Los investigadores destacan que el efectivo es el único activo líquido utilizable para ahorrar fuera del sistema financiero privado y ofrecen una teoría interesante: «creemos que existe una gran demanda de un activo virtual emitido por un tercero de confianza que pueda utilizarse para ahorrar fuera del sistema financiero privado».

Para demostrarlo, hicieron un seguimiento de los francos suizos en circulación (en forma de efectivo) como porcentaje del PIB de 1980 a 2017 y encontraron tres fases:


  • fase 1, de 1980 a 1995,que marca el momento en que las innovaciones financieras sustituyeron la utilización del dinero como medio de intercambio o de depósito de valor. La población suiza recurre cada vez más a las tarjetas de débito y de crédito para los pagos;
  • fase 2, que se extiende de 1995 a 2008, cuando se desarrollaron los pagos con tarjeta y los servicios bancarios en línea pero, como muestra el gráfico, no disminuyeron los cobros en caja;
  • fase 3, que duró de 2008 a 2017, una época en la que aumentaba la circulación de efectivo lo que, según los investigadores, se debió a la crisis mundial a partir de 2007.

moneda en circulacion franco swizo
Los investigadores añaden: «pensamos que existen sólidos argumentos a favor de la moneda electrónica en forma electrónica [...]. La moneda electrónica del banco central responde a las necesidades de la población en moneda virtual sin riesgo de contraparte».

No hablan tan bien del dinero. Afirman que el dinero es ineficaz, caro, que facilita el delito y limita la capacidad del banco para utilizar tipos de interés nominal negativos.

La banca considera que las criptomonedas son una alternativa viable al efectivo y que podrían superar en rentabilidad a los activos líquidos cuando se resuelvan problemas como la escalabilidad, los gastos elevados y la adopción, citando la red «Lightning» como una de las posibles soluciones a estos problemas.

La banca propone la emisión de moneda electrónica para todos como otra solución, considerando que esta práctica ayudaría a disciplinar a los bancos comerciales y les forzaría a estimular a los usuarios a participar en tipos de interés más elevados a fin de compensar una volatilidad más alta. Los investigadores de San Luis creen que esto simplificaría la política monetaria al favorecer la utilización generalizada de cuentas bancarias centrales con el tipo de interés como principal herramienta política.

Dado que se desagregaría el mercado, los tipos de interés serían bajos y, ya que un banco central no puede volverse ilíquido, no existe riesgo de contraparte, a diferencia de los bancos comerciales. Puesto que no hay crédito disponible para la moneda electrónica del banco central, prácticamente no se requiere ninguna vigilancia ni mantenimiento.

En realidad, el banco central ni siquiera tendría que ampliar la infraestructura para abastecer a todos los fondos y cuentas electrónicas de los bancos centrales. La legislación podría obligar a los bancos comerciales a integrar las cuentas bancarias centrales y almacenar los fondos de los clientes en el exterior con el banco central, limitando así los riesgos para los clientes (en caso de quiebra del banco comercial) y protegiendo mejor los fondos.

¿Para cuándo las criptomonedas de los bancos centrales?



Tiene poco sentido que los bancos centrales emitan criptomonedas, incluso si esto fuera sencillo desde el punto de vista tecnológico. Los investigadores afirman que ningún banco central con buena reputación está lo suficientemente motivado para emitir criptomonedas de marca, en caso de que la criptomoneda se viera vinculada a actividad delictiva, asociando al banco injustamente al delito y causando perjuicio a las actividades del banco.

«Una vez que quitamos la naturaleza descentralizada de la criptomoneda, no queda gran cosa [...]. Como muestra la ilustración 1, el dinero virtual, centralizado y emitido de manera monopolística por un banco central, es el dinero del banco central electrónico».

La banca considera que es ingenuo esperar que un banco central emita una criptomoneda por motivos de problemas logísticos y de los riesgos inútiles. Debido a la posibilidad de total anonimato, el banco se arriesgaría a facilitar el blanqueo de dinero procedente de otras actividades delictivas, algo contra lo que los bancos tienen la obligación de tomar medidas. Los investigadores reconocen las ventajas de permitir transacciones anónimas en situaciones en las que un gobierno oprime a los ciudadanos, pero consideran que no es apropiado que toda autoridad gubernamental facilite activamente las transacciones anónimas debido a su obligación de percibir impuestos y de evitar el blanqueo de capitales.

«Por una parte, los gobiernos pueden ser malos actores y, por otra, algunos ciudadanos pueden ser malos actores. Lo primero justifica una moneda anónima para proteger a los ciudadanos contra los malos gobiernos, mientras que lo segundo llama a la transparencia de todos los pagos. La realidad está en medio...»



Artículos complementarios

Acerca del usuario

  • 1
  • 3
  • 5
  • 1

Añadir un comentario

no pic

Comentarios

0 Comentarios